header bologna your destination es

Basílicas de Bolonia

principali basiliche bologna hotel maggiore bolognaHoy le proponemos algunas sugerencias sobre las basílicas de Emilia-Romaña.

Basílica de San Petronio
Entre las más importantes y principales basílicas de Bolonia, la Basílica de San Petronio es una visita obligada durante su visita a la ciudad.
Situada en la céntrica Plaza Mayor, la iglesia toma su nombre del santo patrono de la ciudad y es la sexta basílica más grande de Europa, la cuarta más grande de Italia, o la tercera, con excepción de San Pedro, y la iglesia de ladrillos de el estilo gótico más grande del mundo.
La construcción de esta famosa basílica de Bolonia comienza a finales del siglo XIV y se prolonga durante unos treinta años, aunque la obra permanece inacabada, como se desprende del estado de la fachada.
En efecto, la parte inferior está cubierta por mármol blanco, según lo previsto en el proyecto inicial, mientras que la parte superior todavía está compuesta de ladrillos crudos.
Formada por tres grandes naves, la basílica de San Petronio fue testigo de importantes eventos históricos, incluida la coronación del emperador Carlos V y de dos sesiones diferentes del Concilio de Trento.

Basílica de San Domingo
Una de las basílicas de Bolonia con más rico patrimonio artístico, la basílica de Santo Domingo fue fundada a principios del siglo XIII por el Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de los Frailes Predicadores -o dominicanos, de quien toma su nombre. Tras su muerte, los restos del patriarca se han conservado en la capilla de esta famosa basílica de Bolonia dentro de un arca marmórea considerada hoy uno de los mayores ejemplos del arte plástico italiano, más tarde adornado con esculturas realizadas por Nicola Pisano.
Los interiores de la basílica de Santo Domingo son el resultado de los trabajos de renovación llevados a cabo durante la primera mitad del siglo XVIII, pero aún conservan las obras y pinturas creadas con anterioridad por grandes nombres de la escena artística italiana, que incluye a Guercino, Cambiaso y Carracci.

Basílica de San Esteban
Una visita obligada para aquellos que buscan internarse en la historia artística y cultural de las basílicas de Bolonia, la Basílica de San Esteban se compone realmente de un complejo de edificios, también conocido como las «Siete Iglesias», que se asoman a la homónima plaza.
Según la tradición, esta sugestiva basílica de Bolonia fue diseñada por San Petronio, patrono y en esos tiempos obispo de la ciudad, para realizar una imitación del Santo Sepulcro de Jerusalén.
En la plaza se pueden ver las fachadas de la iglesia del Crucifijo, que contiene numerosas obras de arte, la cripta del Abate Marino, la Iglesia del Calvario, que contiene una reproducción del Sepulcro de Cristo, y la Iglesia de San Vitale y San Agricola, donde se pueden admirar los sarcófagos de los dos santos de los que lleva el nombre.
Para aquellos que deciden visitar esta basílica de Bolonia, también es digno de mención el patio de Pilato y el claustro benedictino, así como el museo en el que se conservan esculturas, pinturas y famosas obras de diferentes períodos históricos.

La Catedral de San Pedro
Desde principios de la era cristiana, la Catedral de San Pedro es uno de los principales lugares de culto de la ciudad y es la sede de la Arquidiócesis desde finales del siglo XVI. Situada en el centro histórico, a poca distancia de la iglesia de San Petronio, el aspecto que hoy tiene esta basílica de Bolonia se debe a la labor realizada a principios del siglo XVII después de un incendio y, más tarde, de un terremoto en la época medieval, que había dañado la estructura.
Las obras realizadas eliminaron las huellas gótico-romanas que caracterizaron su estilo y así se introdujo la Anunciación de Ludovico Carracci, una obra invaluable que hoy es una fuente de atracción para los turistas que visitan la ciudad.

  • Kid Pass
  • Hotel Maggiore è Bologna
  • Albergabici
  • DogTourist
  • Pet Friendly
  • Homo Mobilis by Repower

LOCALIZACIÓN