header bologna your destination es

Bolonia vista desde arriba en ocho etapas

La ciudad torreada es el destino ideal para aquellos que no sufren de vértigo y desean poner a prueba la función panorama del teléfono móvil, por lo que decidimos crear un itinerario para los amantes de las vistas que pudieran ser contenidas en ocho etapas, los puntos más fascinantes para observar nuestra ciudad llena en historia.
Enmarcada por torres y chimeneas,  Bolonia vista desde arriba es un espectáculo atemporal..
La Edad Media marcó indeleblemente su identidad y a cientos de años Bolonia vista desde arriba parece haberse mantenido inalterada desde los días de la lucha por las investiduras, cuando la construcción de torres cada vez más osadas, representaba para las familias nobles una inequívoca demostración de prestigio.
En resumen, ya que es imposible estar con los pies sobre la tierra, Bolonia vista desde arriba es fascinante y sugestiva y vale la pena de ser vivida. Si desea descubrir las mil caras de la ciudad mirándola desde arriba, recorra la gallery, descubra las curiosidades y marque las etapas de su recorrido.

1 - Bolonia vista desde arriba: la Torre Asinelli

Desde 97.2 metros de altura con una inclinación de 1.3 °, la experiencia de Bolonia vista desde lo alto de la torre Asinelli está reservada para aquellos que no temen la altura o el cansancio (498 pasos ponen a prueba también un cuerpo bien entrenado). Fundada entre 1109 y 1119 como una torre de vigilancia de los peligros provenientes del este, se mantuvo incólume a pesar de los incendios (1398), los terremotos (1399, 1505 y 2012), las balas de cañón (1513) y rayos y en el Renacimiento alojó en sus celdas aquellos considerados culpables de los alborotos nocturnos. La vista de Bolonia es increíble y fascinante, al pie de la Torre Asinelli todavía se puede ver la estructura de la antigua ciudad romana.
Foto (Bolonia desde la torre Asinelli - foto de Tommaso Di Donato)

2 - Bolonia vista desde arriba: San Michele in Bosco

Otra parada obligatoria para aquellos que aman contemplar el paisaje boloñés es la terraza panorámica de San Michele in Bosco. A 15 minutos a pie del centro, a dos pasos del Instituto Ortopédico Rizzoli, la plaza frente a la iglesia de San Michele in Bosco es un destino favorito para los románticos. Independientemente del chasquear de los besos de las parejas, le será fácil perderse para reconocer los perfiles de las torres y edificios delicadamente enmarcados por los bajos setos de boj.

3 - Bolonia vista desde arriba de la torre oculta: la Torre Prendiparte

Entre las estrechas calles que flanquean el gueto judío, de repente se encontrará al pie de una torre que parece caída del cielo. Con sus doce pisos, este rascacielos del siglo XII, construido por la familia Prendiparte, es hoy accesible al público en ocasiones de eventos y aperitivos privados. Mientras sube, en el tercer y cuarto piso, puede detenerse para mirar los graffiti en las paredes, rastros del antiguo destino de la torre como celda por crímenes religiosos.

4 - Bolonia vista desde arriba de la terraza de San Petronio

Hasta 2014, unos pocos elegidos tuvieron el placer de inmortalizar la Plaza Mayor desde los andamios preparados para la restauración de la fachada de la basílica de San Petronio; esta vez, las restauraciones de San Petronio afectaron el ábside de la iglesia y los más afortunados pueden acceder al cómodo elevador de plaza Galvani y llegar a la terraza en el salón de la ciudad a 54 metros de altura. El escenario que lo rodea en cuanto se encuentre en la terraza le permitirá dialogar con el paisaje como si fuese un amigo cercano, una experiencia verdaderamente única.
Bolonia vista desde la terraza de San Petronio credit Tommaso de Donato photography

5 - Bolonia vista desde arriba del Pincio

Desde la escalinata del Pincio se tiene una perspectiva elevada también accesible para aquellos que no aman cansarse demasiado. Desde la parte superior de la escalinata, construida solo en 1896, se domina Via Indipendenza, que con las primeras luces de la noche parece un bulevar parisino.

6 - Bolonia vista desde arriba de un campanario

Bolonia vista desde los 70 metros de altura de la torre del campanario parece una pequeña ciudad formada por pequeños edificios e iglesias. El campanario, construido en 1184 y terminado en 1426, alberga una campana de mediados del siglo XVI, cuyo peso equivale a 33 quintales.
Foto desde el Campanario de San Pedro, foto de Francesco Malpensi - Instagram

7 - Bolonia vista desde arriba con el pretexto de la ciencia: la Specola

En el corazón del distrito universitario, en Via Zamboni 33, se puede visitar el Museo della Specola desde cuya torre se puede disfrutar de un panorama impresionante. La torre della Specola se convirtió en uno de los observatorios astronómicos más importantes, gracias al establecimiento del Instituto de Ciencias por obra de Luigi Ferdinando Marsili (1711). Además de la gran vista, la visita se verá enriquecida por la exploración de la evolución técnica de los instrumentos de observación astronómica.
Foto de Bolonia desde la torre della specola (por twiperboileit)

8 - Bolonia vista desde arriba entre las arcadas del Pórtico de San Luca

Nos encanta incluir el santuario dedicado a la Beata Virgen de San Luca entre nuestros consejos turísticos por el gran valor que representa para la identidad de los ciudadanos de Bolonia, que fueron los protagonistas de su construcción. Hoy en día, el pórtico sigue siendo un destino para las peregrinaciones, pero se ha convertido en un paso transversal poblado por atletas, paseantes y devotos. El verdadero espectáculo se abre a los ojos de todos los caminantes cuando, desde lo alto de la colina de observación, se vuelven para mirar la ciudad enmarcada por las bóvedas rojizas del pórtico. Bolonia vista desde arriba de San Luca se vuelve pequeña y preciosa. A pocos pasos del Hotel Maggiore, será conveniente elegirla la última meta antes del anochecer, cuando las luces de la ciudad se encienden y colorean el escriño de la ciudad de los mil colores.

9 - Bolonia vista desde arriba de las colinas

Una meta poco conocida, pero de gran encanto para quien ama la naturaleza, es el Parco Regionale dei Calanchi della Badessa e dei Gessi Bolognesi. Se encuentra en la carretera que une Colle Martino con Rastignano y es posible, con un buen zoom, disfrutar de este espectáculo.
Foto de Luca Savioli

  • Kid Pass
  • Hotel Maggiore è Bologna
  • Albergabici
  • DogTourist
  • Pet Friendly
  • Homo Mobilis by Repower

LOCALIZACIÓN